viernes, 19 de junio de 2009

Pobre mujer tatuada


Acabo de leerlo. Una muchacha belga, de 18 años, llamada como Kimberley Vlaemink, fue a un tatuador para que le tatuaran 3 pequeñas estrellas negras en su cara. Pero se quedó dormida mientras iba a ser tatuada y desperto con 56 estrellas negras de distintos tamaños. Este martes ella dijio que iba a demandar al tatuador.

Esta foto es llamando a casa.

Vía Photo Journal << (Peter Deconinck / AFP / Getty Images)

1 comentario:

  1. y esto es un claro ejemplo de: oh! mierda! se ha enterado mi padre... ahora es cuando digo que yo no quería tantas estrellitas y que le caiga la de Dios al tío este raro...

    Me fío -1000 de su testimonio.

    ResponderEliminar