sábado, 15 de agosto de 2009

Niebla


A veces nos parece encontrarnos perdidos en la niebla. En una barca, flotando. Dejándonos llevar. Sin llevar el rumbo. Simplemente nuestra barca, sin remos. Solo con la caña, intentando pescar lo que podamos para subsistir.

Hay momentos en los qué parece que no hay nada más que la barca. Otros en los que soñamos con la tierra, con el alrededor, con el color. A veces parece como si alguien se llevara el color de nuestra vida.

Pero no hay que desfayecer. Porque detrás de esa niebla está el verde de los árboles. Encima de esa niebla está el azul del cielo. Y dentro de nuestro cuerpo está el rojo del amor, el rojo del corazón.

Solo hace falta salir de nosotros mismos. Salir de nuestra niebla. Ir en busqueda, con decisión, del que tenemos al lado. Salir de nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario