martes, 27 de octubre de 2009

Pulseras



Esta es mi muñequa derecha. Cada mes prácticamente le estoy añandiendo una pulsera nueva. Ya me cansaré de alguna y me la quitaré. O ya me cansaré de todas y me las quitaré todas. De momento, ahí están bien.

Alguna vez me había puesto alguna pulsera, pero, me cansé inmediatamente... (¿días? a lo sumo una semana).

Esta vez, cada pulsera tiene un fuerte significado para mi, alguna de ellas más, alguna de ellas menos.

La de arriba, la marrón-negra. Me la regaló mi hermano hace mucho tiempo. Es de cuero, y, me la puse recien vuelto de Francia, este verano. Y es algo que me va a recordar este año anterior, este curso anterior. Ha sido muy bueno en algunos sentidos, frustrante en otros, pero interesante en todos. Básicamente, el mejor modo de aprender, es cayendo. Y pienso que es el año que más he aprendido.

En muchos aspectos.

Y esta pulsera me recuerda quién soy, y quién quiero ser.

Relacionado con esta está la del medio, que me la mandó un amigo desde Bolivia. De entrada, me recuerda al tiempo que estuve allí. En concreto al amigo este que me lo mandó, Beto. Y además, me recuerda a "esa" experiencia que hice durante ese tiempo. A lo que quiero en mi vida. Es esta "brújula" que apunta a donde yo quiero ir.

No es cuestión de perder el norte.

Y en tercer lugar (y no menos importante) esta pulserita de W.W.J.D. Ocurre lo mismo que con las otras dos, me recuerda a una persona (un buen amigo) y, a parte de que está chula, también me recuerda a una idea práctica para el día a día.

Todo sea cuestión por mantener el norte.

De momento la otra muñeca suele ir "desnuda". Turnándose entre un reloj o nada. Segun la ocasión. Aunque, vuelvo a ser yo, despreocupado por el tiempo, sobre todo cuando estoy con la gente que me importa y con la que estoy agusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario